Pregón “Exaltación a la Mantilla”

 

Extracto del Pregón de la Exaltación de la Mantilla
Peña Flamenca “Torre del Cante”
María Donaire Martínez
6 de abril de 2019

 

Muchos años hacía ya que a este lugar no subía
A éste púlpito, a este altar, a este escenario
Emocionada estoy pues, mi corazón tiene arraigo
A este lugar desde siempre que para mí es sagrado.

Si otros días presenté con inexperiencia y fe
Pastorales, concursos o recitales tal vez
Hoy seré la pregonera y quiero agradecer
Que la Exaltación de la Mantilla me traiga aquí esta vez.
(…)

¡Ay Jesús el Nazareno que hacia tu calvario vas!
Subiendo a poquito a poco calle Álamos allá
Se ve con esos andares, con tu pena y tu mirá
Que ya no puede más tu cuerpo con esa cruz tan pesá.

Me emociona a mí pensar que bajo tus pies estuvieron
Hombres y mujeres que por ti tus pasos dieron
Entregados todos sus hombros ofrecieron
Mis hermanos, mis primos y hasta mis tatarabuelos.

Del que tengo más noticias es de Antonio el Canelo
Ya en el siglo XIX te llevaba sobre sus hombros en el pueblo
Aún no lo sabía él pero de un gran acontecimiento
Iba a ser el protagonista, aún sin él pretenderlo.

Y es que al siglo XIX me tengo que remontar
Para contar esta historia que es digna de recordar
Mis tatarabuelos y muchos alhaurinos más
Hacia el Brasil se embarcaron sin saber qué iban a encontrar.

A coger café, Canelo y Cordera se embarcaron
Con ocho hijas chiquitas a los campos de Sao Paulo.
Alpartagas viejas, un retrato, ilusión y mucho valor
Eso es lo que llevaban en su maleta de cartón
Cuando valientes cogieron el camino de la inmigración.

La estampa del Nazareno en la maleta navegó
Un océano tan grande como el Atlántico atravesó
En el navío Bourgogne ocho mil kilómetros viajó
para llegar a Sao Paulo, donde también se quedó.

Sería la primera vez que la imagen del Nazareno
Ponía pie en tierra firme allá por el Mundo Nuevo
Y no lo haría fugazmente
Porque desde allá, a lo lejos, los que nacieron brasileños
Aún conservan esa imagen y esa fe en el Nazareno.

Y si no que le pregunten a los hermanos Moraos
Que ellos saben que lo que digo tiene carácter jurado
Brasileños descendientes de esos viejos alhaurinos
Más de un siglo después a la patria regresaron.

Tanta devoción al Nazareno mostraron
Que en la procesión del año pasado desfilaron
Teniendo en ella un lugar privilegiado
Con orgullo y honor pasearon emocionados
De seguir los pasos que hace un siglo dieron sus antepasados.
Ya está claro que dejaron la semilla en Los Moraos.
Hasta fuera del pueblo está bien asegurao.

Imaginad si tendrán fe y si honor será
Que hasta el altar de la iglesia del antiguo Alhaurinejo
Esos descendientes brasileros se han venido a casar.

Mensajero de los Vientos cuenta una historia de amor
De esas grandes que atraviesan con la flecha el corazón
A su imagen tan divina bien que amaron
A Nuestro Padre Jesús de su corazón.

Seguro no seguramente se alegrarán desde el cielo
Y orgullo sentirán al ver que hoy la llevan sus tataranietos.
Que en su casa alojaron y en su corazón llevaron
Y a sus hijos y a sus nietos esa fe trasladaron.

Como alhaurina y cristiana me siento en la obligación
De daros gracias a todos y a todas sin excepción
Porque día tras día todo el año sin descanso y sin perdón
Por la Semana Santa trabajáis con máxima dedicación.
A vosotros, los cofrades que os conste, por aquí,
Mi gratitud, mi más profunda admiración.

 

La segunda parte del pregón la dediqué a buscar nexos de unión entre la Iglesia de San Sebastián, a través de las Cofradías, y la peña flamenca “Torre del Cante”. Entre esos nexos encontré la alianza creada a través de la celebración de la Exaltación de la Mantilla, que se viene realizando desde 1997 y que nació allí. Fue pionera esa idea en el pueblo, gestada y consolidada de la mano del Coro Jabalcuza.
Otra línea de unión viene a través de la cartelería del festival. De forma llamativa se repite la frontal de la iglesia, un recurso icónico sobreexplotado. Por supuesto busqué cantes de origen religioso. Y presenté un trabajo de investigación que realicé en 2007: mujeres cantaoras de Alhaurín. En ella aparecen cuatro saeteras, a las que se han unido algunas más jóvenes. Las letras flamencas y con temática religiosa fue otro puntal que presenté: con raíz judía, musulmana y cristiana expuse varias letras muy antiguas y actuales a la vez.
El alegato feminista no había manera de no hacerlo. Con tres Hermanas Mayores mujeres y una presidenta de peña flamenca en Alhaurín era de obligado nombramiento resaltar esa consecución tan importante por mujeres en terrenos que, históricamente, han estado y siguen dominado por hombres. Montserrat Torres Moreno en 2005 fue la primera, la siguió Inés María Jiménez Quero que fueron Hermanas Mayores de Los Verdes, Dolores Luque Luque fue Hermana Mayor de Los Moraos en 2010 y ésta que escribe fue Presidenta de la peña flamenca “Torre del Cante” en 2006. Tres pasos de gigante dados en Alhaurín de la Torre en tan sólo cinco años dados por las Cofradías y la Peña. Hay muchos lazos en común. Falta La Pollinica y que no sólo quede en un recuerdo.
Después recité con la guitarra de mi amigo Isaac Santana, y, por último, me despedí, atrevidamente, con un cante por pregón.
Querían que pregonara, pues pregoné la Semana Santa de Alhaurín de la Torre.

21232037_10211625025875065_5699632040248185247_n

Anuncios

Flamenco en el IES Las Flores

Este jueves día 21 de febrero en el IES Las Flores (Álora) hemos celebrado la primera edición de “Flamenco al aula”. Se trata de una actividad dirigida a dar a conocer al alumnado el flamenco mediante la conferencia ilustrada. Cuando llegué al centro educativo transmití la propuesta tanto al equipo directo como al claustro de profesorado, quedando aprobados por ambos órganos.
Tratándose de una localidad en la que tanto valor tiene el cante por malagueñas pensé que lo correcto sería ser tratada por expertos y, para ello, contacté con el presidente de la peña flamenca, Manolo Vergara, que decididamente respondió a la llamada y no sólo eso, pues se puso en contacto con Miguel Vergara “El Pibri”, su hermana Pilar Vergara, Benito Moreno y Pedro Yáñez, artistas que lo acompañarían durante su conferencia. Ubicados en el Salón de Usos Múltiples, durante quinta y sexta hora, el alumnado de cuarto de ESO tuvo una primera aproximación a este arte tan nuestro.

Pilar Vergara, Benito Moreno, Manolo Vergara, María Donaire.
Comencé mi intervención transmitiendo al alumnado que conocer el flamenco de forma seria y cabal se convierte en una obligación, en una necesidad pues hay que tener ciertos conocimientos de nuestro arte más universal que es nuestra seña de identidad. Los objetivos de esta actividad son tres y son dar a conocer el flamenco, la malagueña y la peña flamenca.
Tras esa pequeña introducción pasé a presentar a los invitados y Manolo comenzó la conferencia ilustrada con una breve definición de lo que es el flamenco. Seguidamente, enlazó con el verdial que pertenece al folklore y es más antiguo que el flamenco, siendo Álora un municipio que tiene una vieja tradición verdialera. Dicho esto, Miguel Vergara “El Pibri” hizo su primera intervención con un verdial.

Pibri y alumnado

Pibri y Pedro Yáñez

Esto va enlazado con el fandango abandolao, que es un fandango al igual que el verdial sólo que ya es flamenco, también de origen malagueño y relacionado con el toque de guitarra del verdial. Tiene diferentes variedades: jaberas, jabegotes, rondeñas e incluso traspasa las fronteras malagueñas. Hace Benito Moreno una rondeña estilo creado por Rafael Romero “El Gallina” y Pilar Vergara un cante de Juan Breva.

Benito Moreno

Este ambiente musical en esta zona geográfica, sirve de caldo de cultivo para crear. Y es que en Álora se dan dos vertientes creativas a resaltar en el ámbito flamenco. Por una parte es cuna de insignes cantaores desde hace tres siglos: Juan de la Cruz Reyes Osuna “El Canario”, Diego el Perote o Ángel de Álora, Pena Padre y Pena Hijo, Juan Tabaco, la saga Vergara en la que encontramos a Pepe, Miguel o Pilar por citar a algunos.

La segunda fuente creadora hace referencia a un hecho particular y único que es la creación de la malagueña como palo del flamenco. Fue en 1885 cuando fallece Juan de la Cruz Reyes Osuna “El Canario” a la edad de veintisiete años. En su corta vida le dio tiempo a ser no sólo un reconocido cantaor en el mítico Café de El Burrero de Sevilla sino a crear la malagueña como palo del flamenco. Creó varios estilos de ese cante además de un estilo de cante. Por eso se considera al pueblo aloreño como cuna de la malagueña. Desgraciadamente, parece ser que por un episodio de envidia, El Canario es asesinado de una puñalada por el padre de una cantaora que, en aquellos momentos, se batía en duelo con él por ostentar un lugar más visible en los escenarios flamencos.
Manuel comienza entonces la andadura por la malagueña. Comenta que hay tres tipos: cuneras, o propias de Álora, las nacidas en otros pueblos malagueños y las creadas fuera de la provincia malagueña. Pero se centra en el amplio repertorio de malagueñas cuneras, la gran variedad de creaciones por artistas perotes y es Miguel “El Pibri” el encargado de cantarlas para un alumnado entregado. Hace dos de su cosecha personal con letras bastante cercanas pues habla de las redes sociales y de la esclavitud a la que estamos sometidos aún sin darnos cuenta. Arranca aplausos y risas. Seguidamente Pilar Vergara hace un cante por bulerías.

Pilar Vergara

Pasa a hablar de la peña flamenca de Álora, nacida en 1970. De ella se ha escrito un libro para la celebración del veinticinco aniversario y se está escribiendo otro para conmemorar los cincuenta años de su creación el año que viene. Igualmente Benito Moreno junto a Francisco Martín Vila ya publicaron “Cantaores y guitarristas de Álora” en 2006.

Cantaores y guitarristas de Álora

Queda claro que Álora es un referente en el flamenco por varias razones: por la gran cantidad de artistas flamencos allí nacidos, por la capacidad creadora de estilos de malagueñas y como suprema relevancia el nacimiento de la malagueña de la mano de Juan de la Cruz Reyes Osuna “El Canario”.
Como aficionada me atrevo a decir que la malagueña es mimada por los perotes, conscientes del valor que atesoran, que velan con celo su correcta difusión y estudio, otorgándole el lugar que merece y que tiene. Como debe ser, ocupa el lugar que le corresponde en su cuna y es bien defendida por los oriundos de Álora. Todo un orgullo para el pueblo y el flamenco.
Para finalizar el acto, en el que el alumnado se mostró bastante interesado, se hizo una ronda de fandangos entre los allí presentes y concluí dando las gracias a los presentes que, sin conocerlos, habían respondido bien a la llamada del centro educativo. Igualmente, di las gracias tanto al director del IES, Antonio Hidalgo, por confiar en la propuesta de llevar el flamenco al alumnado, y a Ismael Quero, profesor de música del mismo, por haberme apoyado en todo y dejarme organizar el acto a mi manera. Él lleva trabajando el conocimiento de los palos del flamenco en clases desde hace años, y en abril comenzará a trabajarlo en clases. Confía en que esta actividad de instaure en el centro.
Para terminar los alumnos de Formación Profesional Básica Específica, que trabajan vidriería y cerámica, entregaron a los artistas un presente elaborado por ellos mismos. Benito Moreno hizo entrega al director del instituto, Antonio Hidalgo, del libro “Cantaores y guitarristas de Álora” para que quede en la biblioteca. La que escribe estas palabras entregó un cuadro con el árbol genealógico del cante flamenco, que el socio de la peña flamenca Torre del Cante Salvador Sánchez Oliva, teniendo conocimiento de la organización de esta actividad, ha querido regalar para que el estudio del flamenco no quede en un hecho puntual sino que se continúe en años venideros. El director del instituto, Antonio Hidalgo, recibió el presente y aseguró que tendría un lugar especial. Benito Moreno hizo entrega de un ejemplar de su libro “Cantaores y guitarristas de Álora” al director.
En mayo se realizará una visita guiada a la peña flamenca y se intentará crear un convenio para que esta actividad no quede en el anecdotario y se realice de forma normalizada a partir de este curso.

Dedicatoria

Libro y cerámica

Diez años de flamenco al aula

DiezAñosFlamencoAlAula

Después de muchos años creyendo que el flamenco debe llegar a los centros educativos, he plasmado en un libro toda la historia referida al “Flamenco al Aula”, una experiencia educativa nacida en la Peña Flamenca “Torre del Cante” que propuse hace ahora diez años y que, desde entonces, se viene realizando y que ha estado dirigida al alumnado del Ies Gerald Brenan. Se incluyen además otras que han nacido con la misma naturaleza en otros centros educativos del municipio como el Ceip Zambrana Alhaurín de la Torre, el CEIP Clara Campoamor y el CEIP San Juan.
El Área de Cultura y el de Patrimonio Histórico de nuestro Ayuntamiento financian este libro tan interesante a nivel educativo como cultural.
Y para que no le falte detalle, he tenido la suerte de que Antonio Conde Gonzalez-Carrascosa, que ha obtenido el primer premio internacional de Investigación de Flamenco “Ciudad de Jerez” por su trabajo sobre la vida y obra del cantaor jerezano José López Cepero, haya prologado esta obra. No puedo pedir más.
Os espero.

 

Estáis invitados a la presentación de mi segundo libro “Diez años de Flamenco al aula”, una experiencia educativa pionera y asentada, que acerca el flamenco a los estudiantes.

Gracias a la Concejalía de Patrimonio Histórico de Alhaurín de la Torre por financiar la obra.

Os espero.

José y Tomás

Desde hace varios días no dejan de hacerse eco los medios de comunicación el vigésimo quinto año de la desaparición del gran cantaor Camarón de la Isla.
Recuerdo perfectamente cómo empezó el telediario aquel mismo día de la muerte de Camarón. ¿Cómo no recordarlo si mi padre estaba como loco pendiente de la televisión? Si no se podía respirar desde que llegó a casa la noticia. Era la noticia de la que todo el mundo hablaba.
Entonces, le hicieron una entrevista en directo en Canal Sur a El Lebrijano y a Juan Villar. Este último cortó al periodista cuando le preguntó por la relación del genio de la Isla Verde con las drogas. Vaya pregunta más inadecuada en un momento tan duro. Seguro que la habrá recordado muchas veces el periodista en su intimidad, viendo, a posteriori, que la muerte de José nada tenía que ver con ella.
Fue en ese momento cuando empecé a escuchar sistemáticamente a Camarón. Estuve diez años escuchándolo casi en exclusiva a él. Creo que lo escuché todo… bueno, casi todo porque siempre siguen saliendo cosas. Me enamoré de él y del cante. Me hizo descubrir el maravilloso mundo del flamenco. Distinguía palos, estilos, aprendía letras, las memorizaba, las cantaba, las escribía en mis libretas de la época. Marcó una época de mi vida y mi afición al flamenco.
Después, a la pila de años, comencé a escuchar a otros cantaores, aunque siempre los había escuchado sin quitar el protagonismo de José.
Había uno que me fascinó desde el principio. Su eco, la manera de mecer el cante en una voz tan exquisita, tan gitana, tan desgarradora me atraparon para siempre. A día de hoy no ha variado un ápice mis emociones hacia él. Miento. Han variado, pero para más.
Hablo de Tomás Pavón. Cientos de veces lo habré escuchado. Me ha acompañado por las carreteras esas que recorro mientras trabajo. Me he puesto en su piel, he intentado imaginar cómo fue su vida, cómo sería la grabación, dónde escucharía esos cantes, cómo serían sus fiestas, cómo sería hablar con él, cómo cantaba así, si él supiera lo que me gusta, lo que lo admiro. Hasta tal punto llegué que hasta lo plasmé en un relato que algún día publicaré.
Yo no puedo hablar más que de las emociones que me transiten su cante y su voz. Su enigmática figura hace que me sienta atraída por ese hombre misterioso reacio a las multitudes que fue un elegido y que, afortunadamente, tuvo a bien grabar un puñado de cantes para la posteridad, para la afición, para la historia.
Tomás también murió un dos de julio, pero de 1952.
Tomás y José han marcado mi afición. Con los dos muero.
Voy a compartir una entrada de un blog sensacional y magnífico que es el de Manuel Bohórquez “la gazapera”. Y también una soleá de Tomás.

 

Resultado de imagen de tomas pavon

 

Resultado de imagen

http://blogs.elcorreoweb.es/lagazapera/2010/05/23/el-genio-en-su-lampara/

El “Baúl” de Virginia Gámez

En una grabación en directo del cantaor Antonio Núñez “Chocolate” decía al público: “El cante pasa, no es un cuadro que se pinta y se pueda contemplar en cualquier momento. Hay que escucharlo”. Esa frase se me vino a la cabeza ayer viendo el espectáculo que dio la malagueña Virginia Gámez, porque había que vivirlo, aunque intente con estas letras expresar lo que pasó ayer.
Un Teatro Cervantes abarrotado daba la bienvenida a una Virgina que aparecía en el escenario pletórica con un elegante vestido negro de transparencias y brillantes. La artista comenzó su actuación con una sentida ovación a su ciudad natal, Málaga, con la que vibró y con la que se metió al público en el bolsillo desde el primer momento. Después llegaron otros temas entre los que incluyó piezas de su disco “Soñé”, acompañada de su guitarrista Andrés Cansino, Juan Soto al bajo, Eloy Heredia a la guitarra, Javier Tapia al piano y José Ángel Molinero a la percusión. Incluso el tema “Mediterráneo” de Joan Manuel Serrat interpretó. Como ella dijo, iría sacando del Baúl sus canciones, sus recuerdos.
Fue en ese momento cuando invitó a subir al escenario a su amigo Javier Jerez, con quien interpretó “Música de mi locura”, que cantara en su disco junto a Maite Martín.
El momento flamenco llegó en la segunda parte. Se había escapado entre bambalinas, dejando a su Andrés Cansino tocando un solo de guitarra mientras se cambió para aparecer con una falda larga ceñida estampada de colores alegres, camisa negra de generoso escote y sombrero cordobés. Se adivinaba su avanzado estado de gestación.
Se atrevió a recitar con arte esa “Glosa a la soleá” que interpretara y popularizara Pepe Pinto, que tanto respeto impone y con la que pocos se atreven. Con la vidalita “Puerta entorná” puso la artista su sello personal.
Sabida por sus seguidores y amistades es la relación tan estrecha que la une a La Lupi y a su Curro de María, al que le tiene incluso unos fandangos dedicados. A ellos los invitó a subir al escenario y, junto con otro de los guitarristas de su vida, Andrés Cansino, que la acompañó en todo el espectáculo y con quien grabara su disco, la liaron por alegrías. Mientras Virginia entonaba:

Plaza de la Malagueta
La del amarillo albero
La que huele a moscatel
Y a capote de torero.

Salió La Lupi… ¡Ojú con la Lupi! ¡Qué arte, señores! ¿Quién pasea una bata de cola como ella con esa fuerza, ese compás, esa dulzura, ese paladar? Una bata beige con toques rojos y un mantón a juego cuajado de bordados que hizo bailar a un compás que deleitó y emocionó a todos los presentes, que no le quitamos ojo ni un segundo de su actuación. Impresionante.
Antonio Cortés apareció en la tercera parte, la dedicada a la copla. Era otro invitado de honor, que dijo de Virginia “ser su maestra”. Juntos interpretaron “Y sin embargo te quiero”, una joya musical que nos dejaran Quintero, León y Quiroga. Para entonces, la cantante lucía un vestido verde oscuro con remates arabescos dorados. Pegada al piano, no dejó de cantar clásicos de la copla española que encendieron aún más al público.
Para terminar, se acercó al respetable no sin antes anunciar, embargada por la emoción, la llegada de un ser que está en su interior. Su Manuel. El teatro entero la ovacionó y la que escribe estas letras no pudo reprimir las lágrimas.
¡Enhorabuena, artista!

VirgniaGámez

Flamenco al Aula en el CEIP León Motta

Cuelgo la reseña que he escrito para el periódico local a petición del colegio. Otra vez más me alegro de llevar el flamenco por bandera al alumnado. No es que sea el camino para cultivar grandes aficionados (aunque nunca se sabe) sino que se trata la cultura andaluza y, en concreto, nuestro arte flamenco.
Gracias al colegio por aceptar la propuesta y gracias a Luís Perdiguero por colaborar de manera desinteresada.

El martes día 22 de noviembre se ha celebrado en el CEIP León Motta de Antequera la primera edición del “Flamenco al aula”, una actividad que pretende dar a conocer y difundir el flamenco en el alumnado de quinto y sexto de educación primaria.
La afición del alumno Antonio Jesús Terrones, socio de honor de la peña flamenca de Antequera, y la amistad tan estrecha que tiene con el cantaor Luís Perdiguero, que ha acudido de manera totalmente desinteresada, unido al interés de la orientadora y del equipo directivo de poner en marcha una actividad que una flamenco con educación, han hecho posible que podamos disfrutar de algo diferente e interesante: conocer el flamenco, para lo que se ha elaborado material didáctico que ha sido trabajado en clases durante los últimos días.
Luís Perdiguero es un cantaor con una trayectoria importante y con una proyección aún mayor. Está trabajando en su tercer disco y la peña flamenca de Antequera lleva su nombre. Descendiente de una de las dinastías más importantes del flamenco estudia el flamenco en su raíz y pasea nuestro arte por todo el mundo. María Donaire, orientadora de referencia, es aficionada al flamenco y ha sido presidenta de la peña flamenca de Alhaurín de la Torre. Desde hace años viene desarrollando actividades encaminadas a dar a conocer el flamenco en el alumnado.
A las diez y media de la mañana en el salón de usos múltiples del colegio, presentados por la directora Mari Ángeles Reina, la orientadora y el cantaor Luís Perdiguero han ido desgranando algunos entresijos de nuestro arte más universal: dónde y cuándo nació, cómo se organiza en palos, reconocimientos que tiene, artistas flamencos más señeros, importancia de las peñas flamencas para su difusión y conservación así como algunas anécdotas. Hay que decir que durante el acto el alumnado se mostró muy atento y participativo, algo que ha ayudado a que todo sea más ameno, divertivo y productivo, ya que han formulado preguntas al cantaor, que ha cantado fandangos, tangos, bulerías y hasta un martinete a capella.
Los cursos de quinto y sexto llevaban estudiando desde hacía varias semanas el fandango de Alosno, guiados por la maestra Loli Espinosa, y, como broche final, lo han cantado a coro junto a Luís y a María.
Al final del acto, la directora ha entregado un diploma conmemorativo así como un pin del colegio al cantaor y a la orientadora, que han agradecido de corazón. Esperemos que sea la primera de muchas otras ediciones.

Nuevo libro en la biblioteca

Mi novela no para de darme alegrías… Y las que quedan por llegar. Hace unos días la Biblioteca Municipal de Alhaurín de la Torre me hizo una compra de cuarenta ejemplares, que distribuirá por las distintas bibliotecas del municipio: colegios, institutos e instituciones y, por supuesto, se podrán encontrar en la Biblioteca Municipal.

El orgullo que siento es inmenso. Pocas cosas pueden acercarse a la alegría que me reporta saber que la historia de mis antepasados será guardada por siempre en el lugar de culto que almacena conocimiento, historias y saberes como es la biblioteca.

La podéis sacar de cualquier biblioteca de las que hay en Alhaurín o, si preferís tenerla en vuestra colección personal, sólo tenéis que poneros en contacto conmigo a través de un mensaje privado por este medio.

¡Un abrazo, lectores/as!

img-20161020-wa00001

Colocando mi novela en las estanterías de la Biblioteca Municipal de Alhaurín de la Torre.