Blue monday

Los expertos en Psicología de la motivación hace unos años acordaron que este tercer lunes del comienzo del año es el más triste al que hacemos frente: no hemos cumplido las expectativas recientes y novedosas que nos hemos propuesto en el nuevo año, comienza el invierno con su crudeza, se percibe lejos la primavera y vemos lejanos esos momentos que nos marca el calendario para ser felices “a la fuerza”, la Navidad, una fecha a la que yo, cada vez, temo más.

Los estudiosos, que estudian y saben de lo que hablan, no sé si acertarán o no y si realmente hoy será un día triste para la Humanidad. Lo que sí sé es que para mí hoy sí es un lunes negro. No ha muerto nadie de mi familia, no he tenido un accidente, no me falta la salud, ni el trabajo… pero hay un sentimiento tan hondo de tristeza que creo que se prolongará mucho más allá de lo que los expertos han pronosticado, y se alargará a lo largo de la semana… y de mucho tiempo. Igual que digo y comparto aquí mis alegrías, anécdotas y anhelos hoy confieso que me siento muy triste. Muy triste. Y no logro ver esa luz que pueda dar alguna claridad a la oscuridad de este lunes negro.

Anuncios